Los arroyos de Barranquilla son una amenaza constante para la vida de sus habitantes. En más de 100 años de historia, el Proyecto Arroyos de Barranquilla, ha registrado al menos 113 muertes por ahogamiento en estos cuerpos de agua.

Los arroyos de Barranquilla son canales naturales que atraviesan la ciudad. Sin embargo, debido a la falta de un alcantarillado pluvial y la urbanización, se han convertido en cauces peligrosos y difíciles de controlar.

Muertes por género

De los 133 fallecidos en los arroyos, 90 hombres y 23 mujeres. Es probable que el comportamiento masculino ante el riesgo es más propenso a asumir conductas peligrosas, como bañarse en los arroyos o cruzarlos en zonas peligrosas.

Muertes por arroyo

Los arroyos con la mayor frecuencia de fallecidos son el arroyo de Rebolo (Cra 21) con 32 y el arroyo Calle 84 con 15 muertos.