Jueves, 25 Abril 2013 23:59

La mayoría de los autos flotan en arroyos de 60 cm. de profundidad

Valora este artículo
(3 votos)

La mayoría de las emergencias reportadas por el cuerpo de Bomberos de Barranquilla durante un aguacero torrencial, están relacionadas con vehículos arrastrados por los arroyos. Por lo general, se presentan emergencias en toda clase de autos: taxis, buses, camiones, automóviles y camionetas. En estos eventos, siempre se pone de manifiesto la imprudencia de los conductores, quienes no tienen ni la menor idea del peligro que asumen cuando deciden desafiar las fuertes corrientes. Muchos conductores confiados en el poder de su vehículo, se lanzan sin meditarlo a conducir sobre caminos inundados, pensando que los "carros todo terreno" pueden con la fuerza de los arroyos, ignorando que tales vehículos dan una impresión falsa de seguridad, sus llantas grandes contribuyen a la flotabilidad causando la pérdida de tracción.

Si encuentras un arroyo en tu camino, espera que baje, o da la vuelta y toma una ruta diferente. Aunque otros vehículos han pasado por el arroyo, es posible que no tengas la misma suerte. Se debe evitar a toda costa atravesar un arroyo, ya que si el auto se atasca, queda sometido a la fuerza de arrastre ejercida por el ímpetu del agua y la fuerza de sustentación aplicada por el agua que fluye debajo del vehículo.

Tanto la fuerza de arrastre como la de sustentación dependen de la velocidad y la profundidad del arroyo. Un auto común y corriente, sumergido en un pie de agua (unos 30 cm.), que se mueve a razón de 3 m/s, estará sometido a una fuerza de arrastre de 500 libras y a una fuerza de sustentación de 1500 libras, por lo que en medio metro de profundidad flotará prácticamente cualquier automóvil*.

autoflotando

La gráfica muestra las diferentes fuerzas que actúan sobre un vehículo sumergido en un arroyo. La fuerza de fricción se produce por el contacto entre el piso y las llantas. La fuerza de arrastre es la ejercida por el arroyo sobre el auto y la fuerza de sustentación es la fuerza aplicada sobre el vehículo por el agua.

El auto flotará cuando la fuerza de sustentación sea mayor que el peso del auto. En este momento la fuerza de fricción es nula. La mayoría de los arroyos peligrosos de Barranquilla alcanzan velocidades superiores a los 5 m/s, con profundidades hasta de 6 metros. Nunca intente caminar, jugar o conducir en los arroyos. Si su vehículo queda atrapado y tiene la oportunidad de salir, no lo piense dos veces. Abandone el auto inmediatamente y busque refugio en un lugar seguro.

No intente atravesar con su automóvil un arroyo si el nivel del agua supera la altura de los ejes de las ruedas o si no ve claramente la superficie de la carretera. Mucha gente se ha ahogado dentro de su vehículo por creer que podría cruzar sin peligro y no tener en cuenta la fuerza del agua o los huecos en las calles.

La mayoría número de personas muertas durante una inundación está representado por aquellos que intentan manejar su vehículo en calles inundadas. Usted no puede ver en la superficie los escombros que la corriente arrastra, no arriesgue su vida, espere que las aguas bajen o busque una ruta alternativa.


Fuente: Flash floods and floods...the Awesome Power!
A PREPAREDNESS GUIDE U.S. DEPARTMENT OF COMMERCE National Oceanic and Atmospheric Administration National Weather Service, July 1992, NOAA, FEMA, and The American Red Cross, Disponible en: http://www.nws.noaa.gov/om/brochures/ffbro.htm
Visto 2832 veces Modificado por última vez en Lunes, 09 Mayo 2016 22:08