Jueves, 01 Diciembre 1966 00:02

Niño de 6 meses muere en arroyo de Felicidad

Elmer Balseiro de seis meses fue arrastrado por la corriente del arroyo Felicidad ayer tarde, cuando el vehículo acompañado de su madre, intento atravesar el arroyo de la carrera 44. La violencia de la corriente arrastró varios metros el auto y lo estrelló contra los altos sardineles. El impacto del golpe abrió la puerta y el niño cayó a las turbulentas aguas. Su cadáver nunca fue encontrado.



Diario del Caribe p.1

El pasado sábado fue rescatado el cadáver de Nicanor el cual cayó al arroyo de Rebolo en estado de embriaguez, de haber estado seco el arroyo Nicanor se hubiera salvado, pero la corriente tan fuerte lo arrastró y ahogó. Fue a parar al Caño de la Auyama.

Diario del Caribe p.16

Dos muertes trágicas a consecuencia de los "ríos urbanos". Campo Elías Campo, 19 años, murió ayer arrastrado por el arroyo de la carrera 21, cuando intentaba rescatar a un "carromulero". Un niño murió ahogado cuando se bañaba en un jagüey. p. 1. y p.8

2 muertes trágicas
Diario del Caribe p. 1

Verdadera demostración de pesar fue el sepelio del Dr. Lázaro Bravo Maury. La máquina de su vehículo se apagó y fue arrastrado por la corriente de la calle 54. Había atravesado sin dificultades el arroyo de la calle 51 con la carrera 43. Al tratar de ganar tierra fue arrastrado por el Arroyo de Felicidad. P. 1.

Fuente: La Prensa

Los hermanos Pedro Cesar y Francisco José Narváez Mena perecieron ahogados. Al ser arrastrados por la impetuosa corriente del arroyo de la carrera Primavera, en la noche del sábado. Ayer fueron localizados los cadáveres en el canal de las Compañías en estado de descomposición.

Calles inundadas




Diario la Prensa p.1

2009-09-06

Se le identificó como Hernando Bradford Del Castillo, de 75 años. Otra persona fue salvada por la comunidad.

Los habitantes del sector donde se registró el hecho lograron salvar de la fuerza de la corriente a Carlos Alberto Aramburu Mercado, de 26 años, un mensajero que también se encontraba en el cauce del arroyo. A Bradford intentaron salvarlo, pero no pudo asirse de unas cuerdas que le lanzaron, dijeron los improvisados socorristas.

El hecho se registró a las 4:00 de la tarde del martes, cuando por algunos sectores de la ciudad se desgajaba un torrencial aguacero. "Por aquí estaba seco, no había llovido, por esto tal vez estas personas estaban confiadas. De repente fueron sorprendidas por la avalancha de agua", expresó Danilo Pérez, un residente del lugar que ayudó a rescatar a Aramburu.

Hernando Bradford Castillo se dedicaba a la ebanistería, y había llegado al lecho del arroyo a coger unos trozos de madera para realizar un trabajo, dijeron familiares. "El señor fue rápidamente arrastrado por la corriente, tratamos de ayudarlo pero no pudo coger las cabuyas que le lanzamos. El otro tuvo mas fortuna, y también lo ayudó su agilidad", agregó Pérez. El cadáver del hombre fue encontrado en la mañana de ayer a un kilómetro aproximadamente del lugar de la tragedia, en la desembocadura del arroyo al llamado caño de la auyama, dijeron por su parte voceros de la Defensa Civil.

Aramburu solo sufrió laceraciones menores en diferentes partes del cuerpo, pues logró ser arrastrado por varias cuadras. Fue llevado al hospital General y ayer se le dio de alta.

Publicado en Noticias

Tanques de almacenamiento

Use el agua que drena de su techo. Un techo de 1.000 pies cuadrados puede producir más de 600 galones de escurrimiento por cada pulgada de lluvia que cae en él.

tanque

En un estudio reciente de la Universidad del Norte, sobre el uso de tecnologías sostenibles de drenaje urbano concluyó que los tanques de almacenamiento existentes en casas y edificios y sin uso actual representan una solución efectiva. Su uso permitiría que el caudal pico se reduzca en un 34% para lluvias de baja intensidad y en un 10% para lluvias de alta intensidad. Esto es una cantidad importante para mitigar la peligrosidad de los arroyos. La inversión en esta solución sería mínima, pues los tanques están construidos en gran parte de la ciudad.

Jardín de Lluvia

Construya un jardín de lluvia. Un jardín de lluvia es un jardín, plantado en una ligera depresión en el suelo, que recoge el agua y le permite penetrar poco a poco en el suelo.

laguna de retencion

Los jardines de lluvia vienen en muchos tamaños y se suelen construir sobre una pendiente o en cualquier lugar donde el agua fluye naturalmente.

De acuerdo con un estudio de la Universidad del Norte, el uso de jardines de lluvia no representaría una reducción significativa del caudal pico para lluvias de alta intensidad. Sin embargo, permitirían la evacuación lenta del agua almacenada en los tanques y contribuiría con la reducción de contaminación.

En lugar de permitir que el agua vaya directamente al alcantarillado o corra hacia la calle, dirija sus desagües hacia un área con vegetación, como su jardín o césped. Retrasar la llegada de agua a la calle es un paso importante para reducir el escurrimiento y disminuir el caudal de los arroyos.